Ni Isabel Zendal ni su hijo regresaron nunca a España. Una vez finalizado el viaje, permanecieron en México. Curiosamente allí era mucho más conocida que en España, pero con los cambios de apellido (hay registradas hasta 35 versiones de su nombre, entre ellas Isabel Zendalla, Isabel Sendalla e Isabel Gandalla), se perdió su pista. No fue la única. “Muchas de las notas que Balmis tomó durante la expedición se perdieron. Él sí regresó a España, pero al resto de sus compañeros se les fue perdiendo la pista con el tiempo. Los territorios de ultramar comenzaron a quedar lejos, empezaron las revueltas por la independencia de las colonias y eso facilitó que esta historia se fuera diluyendo”. El tiempo y la distancia acabaron borrando gran parte del rastro de la misión.

El viernes que viene, el 5 de marzo, se estrenará el free tour que recuerda su historia en La Coruña, una buena oportunidad, según Clara Estrems, “para aprender y conocer, pero también para reflexionar sobre todo lo bueno que es capaz de hacer el ser humano por los demás. Recorrerá los puntos más importantes de la ciudad relacionados con este increíble viaje, como la Plaza de María Pita, el monumento a Isabel Zendal y el Balcón Balmis, desde el que se ve el mar y ese puerto que no volverían a ver jamás. Allí se encuentra el monumento dedicado a las valientes criaturas, el más pequeño de los cuales contaba con apenas tres años, que portaron en su cuerpo la vacuna, los verdaderos protagonistas de la primera campaña mundial de vacunación”.
 

 

 

Tags


Contenidos relacionados

Ver Social

Registro de nuevos usuarios

Si no eres usuario registrado introduce tu correo electrónico y haz clic en el botón Registrarse.

Registrándote podrás

Formar parte de la comunidad MAS.
Comentar noticias.
Proponer candidatas a los premios MAS.

Recupera tu contraseña

Introduce tu dirección de correo electrónico.