Quizá te haya llegado a través de Whatsapp o redes sociales este vídeo en el que un hombre invita a otros hombres a reflexionar acerca de cómo tratan a las mujeres.  El mensaje es que el machista no nace, se hace, y ese es un proceso que conviene atajar desde el principio. El autor es Carlos Roca, locutor profesional (seguramente su voz te suene de muchos anuncios), publicitario y conocido en YouTube sobre todo por sus doblajes de humor. Nada que ver con este vídeo, que aborda un tema tan serio como la violencia de género.

Es un problema que le preocupa desde hace tiempo. Se hizo más consciente de sus dimensiones cuando, trabajando como periodista en la televisión de Murcia hace unos años, hizo un programa que le llevó a pasar trece días con la policía local. “La mayor parte de las llamadas tenían que ver con los malos tratos”, cuenta. Recuerda especialmente una: “Eran las dos de la mañana y recibimos un aviso de violencia doméstica en un barrio marginal. Cuando llegamos nos encontramos una casa destrozada y unos niños pequeños riendo y jugando en pijama en medio de ese desastre. Me di cuenta de que hay niños que viven esas situaciones con absoluta normalidad. Salí deshecho”, admite.  Tras el nacimiento de sus hijas (tiene dos) su preocupación creció. “Ser padre te cambia la perspectiva. No es el mundo que quiero para mis hijas”.

En realidad grabó y subió el vídeo a internet a finales del año pasado, pero por alguna razón –ni él mismo sabe cuál es— se está difundiendo más estos días. Con las visitas han llegado los comentarios. Muchos en tono positivo; otros (como suele suceder cuando surge la cuestión de género) no tanto. “Intento no entrar al trapo. Solo viendo los nombres de algunos de los que comentan te das cuenta de que no merece la pena”, explica. “El vídeo no es un ataque contra los hombres, sino solo contra los que no son hombres de verdad. Si te das aludido y el mensaje te hiere quizá te debas replantear algunas cosas”, concluye.