En realidad grabó y subió el vídeo a internet a finales del año pasado, pero por alguna razón –ni él mismo sabe cuál es— se está difundiendo más estos días. Con las visitas han llegado los comentarios. Muchos en tono positivo; otros (como suele suceder cuando surge la cuestión de género) no tanto. “Intento no entrar al trapo. Solo viendo los nombres de algunos de los que comentan te das cuenta de que no merece la pena”, explica. “El vídeo no es un ataque contra los hombres, sino solo contra los que no son hombres de verdad. Si te das aludido y el mensaje te hiere quizá te debas replantear algunas cosas”, concluye.

Tags


Contenidos relacionados

Ver Tendencias

Registro de nuevos usuarios

Si no eres usuario registrado introduce tu correo electrónico y haz clic en el botón Registrarse.

Registrándote podrás

Formar parte de la comunidad MAS.
Comentar noticias.
Proponer candidatas a los premios MAS.

Recupera tu contraseña

Introduce tu dirección de correo electrónico.