En cuanto se publicó, hace una semana, recibió el apoyo muchos medios, de ‘Vogue’ a ‘Time’. Incluso activista feministas como la actriz Amandla Sternberg se han sumado a los elogios. En redes también hay muchos mensajes de apoyo, como el de la tuitera que escribe: “No me había dado cuenta de cuántas ganas tenía de ver un culo como el mío hasta que vi el culo con estrías del vídeo de Kendrick”.

El argumento que utilizan los que critican el mensaje de Lamar es que en realidad el punto de vista no cambia, es decir, que en el fondo no deja de ser un tipo hablando de cómo le gusta que sean las mujeres. Es lo que defienden medios como Refinery 29, que en un artículo titulado ‘El problema del vídeo de ‘Humble’’, dice: “Para el ojo inexperto podría parecer y sonar como un mensaje positivo que anima a las mujeres a amar sus propios cuerpos (…) Pero para las que sabemos más del tema es en realidad otro ejemplo de un hombre negro dándole directrices a las mujeres de cómo presentarse ante el mundo en función de lo que encuentran atractivo. Kendrick es mono, pero mi autoestima no depende de si él (o cualquier otro) me follaría en el sofá de mi madre. Lo que olvida es que los cuerpos no existen solo para satisfacer la versión -sea natural o retocada- de lo que es atractivo para los hombres. Y para que conste, los estándares de belleza de Kendrick tampoco son revolucionarios”.

Tags


Contenidos relacionados

Ver Cultura

Registro de nuevos usuarios

Si no eres usuario registrado introduce tu correo electrónico y haz clic en el botón Registrarse.

Registrándote podrás

Formar parte de la comunidad MAS.
Comentar noticias.
Proponer candidatas a los premios MAS.

Recupera tu contraseña

Introduce tu dirección de correo electrónico.