La marca de cosméticos Maybelline acaba de lanzar That Boss Life, su primera campaña publicitaria protagonizada por un hombre. El elegido ha sido el vlogger  Manny Gutiérrez o MannyMua, como se le conoce en la red, que cuenta con más de tres millones de seguidores en Instagram. Además, los tutoriales de belleza que comparte en su canal de YouTube acumulan más de 91 millones de visitas. En la campaña podemos verle junto a la bloguera Shayla Mitchell  promocionando la máscara de pestañas Big Shot.

Pero Maybelline no es la primera marca que ha utilizado hombres para anunciar maquillaje. En octubre del año pasado, Covergirl eligió a James Charles, de apenas 17 años, como su imagen para una de sus campañas. Gutiérrez y Charles forman parte de los llamados beauty boys: artistas del maquillaje masculino que utilizan las redes sociales como ventana para mostrar su talento y que arrastran a millones de seguidores con sus tutoriales de belleza.

Otra de las marcas que se ha subido al carro de la diversidad es L’Orèal. El pasado agosto lanzaba una campaña en Reino Unido con 23 influencers, un hombre incluido, que a través de los 23 tonos de la base de maquillaje que ofrece True Match Foundation contaban su propia historia. La firma ha aprovechado la emisión de los Globos de Oro para lanzar nuevos vídeos de la campaña, esta vez con la actriz Blake Lively (aún embarazada), la modelo transexual Hari Nef o de tallas grandes Sabina Karlsson.

No hay que olvidar que el maquillaje no entiende de género. Ya en el antiguo Egipto los faraones maquillaban sus ojos. Aunque no hay que irse tan lejos. Estrellas de la música como Boy George o el recientemente fallecido David Bowie también eran aficionados al maquillaje.