El segundo se centra en otro experimento, esta vez en los andenes. En las pantallas de televisión que entretienen la espera de los viajeros aparecían en directo primeros planos de los culos de los hombres que allí esperaban. Luego les recordaban que miles de mujeres viven esto todos los días.

En México, el metro cuenta desde 2008 con vagones específicos para mujeres. Desde el pasado mes de abril, los hombres que acceden a los llamados 'vagones rosas' se arriesgan a una multa de entre 1.500 y 2.100 pesos o a un arresto de entre 25 y 36 horas. Aun así, las mujeres siguen sufriendo acoso a diario. Uno de los casos más sonados de los últimos tiempos ha sido el de Ninde Moire, una joven de 24 años que denunció a través de Twitter que un hombre había eyaculado sobre su pantalón durante un viaje en un ‘vagón rosa’. También reprochó al jefe de Gobierno de la Ciudad de México la poca efectividad de las medidas de seguridad para las mujeres.

Imagen: Ninde More (@appleninde)
Imagen: Ninde More (@appleninde)

Tags


Contenidos relacionados

Ver Social

Registro de nuevos usuarios

Si no eres usuario registrado introduce tu correo electrónico y haz clic en el botón Registrarse.

Registrándote podrás

Formar parte de la comunidad MAS.
Comentar noticias.
Proponer candidatas a los premios MAS.

Recupera tu contraseña

Introduce tu dirección de correo electrónico.