Pese a ser muy conscientes de su importancia, alguna de ellas reconoce haber pospuesto alguna vez las revisiones rutinarias: son parte de ese 33% que admite procrastinar con algo tan importante. Los motivos para hacerlo pueden ser muy distintos. Para empezar, está el miedo. “No es fácil hacerse las pruebas, porque a veces sales de ellas con un diagnóstico”, explica Toni Gimón, vicepresidenta de FECMA. También funciona bastante el “no pasa nada por que esta vez me la salte, ya iré a la próxima”, asegura. El trabajo es otro de los pretextos más utilizados, ya sea por el temor a tener que pedir una mañana al jefe o, simplemente, que la carga de trabajo nos impide encontrar un momento para faltar. “Tenemos que concienciar a la gente de que el trabajo no es una excusa, de que lo primero eres tú y debemos cambiar nuestras prioridades”, recomienda Gimón. “Miramos las estadísticas sobre incidencia del cáncer y nos sobrecogemos, pero los datos de recuperación también son esperanzadores. En la prevención está la curación”.

La idea del día libre a cambio de chequeo médico ya funciona en Samsung. La compañía coreana se ha propuesto ahora implicar a otras empresas para que la apliquen también a sus plantillas. “Somos conscientes de que una realidad solo se cambia por la suma de voluntades”, concluye Alfonso Fernández, director de marketing, comunicación y relaciones instituciones de Samsung España.

Tags


Contenidos relacionados

Ver Empresas

Registro de nuevos usuarios

Si no eres usuario registrado introduce tu correo electrónico y haz clic en el botón Registrarse.

Registrándote podrás

Formar parte de la comunidad MAS.
Comentar noticias.
Proponer candidatas a los premios MAS.

Recupera tu contraseña

Introduce tu dirección de correo electrónico.